Ir a Inicio
  • Micaela Marreros Herrera Lo conocí en el 2007, lo admire siempre, su forma de enseñar, su paciencia con cada uno de nosotros, su… Escrito por Micaela Marreros Herrera
  • Laura Fernández Tuve el placer de conocerlo este verano en un curso de Pilates para niños. A parte de ser un muy… Escrito por Laura Fernández
  • Paulina Savall Javier… Tantas palabras han perdido su voz, que todo lo que pueda decir lleva inscrito ya tu nombre. En un… Escrito por Paulina Savall
  • Isabel Me gusta el Pilates porque cuando lo practico desaparecen todos los dolores que habian ido apareciendo poco a poco (de… Escrito por Isabel
  • Manuel Rudolph García ¿Porque me gusta PILATES? Pienso que Pilates no se limita a un entrenamiento de 50 minutos y para casa. Para… Escrito por
Lunes, 07 Mayo 2012 18:46

Receta UPS de la semana: Pizza de pavo y piña.

Escrito por 
Valora este artículo
(0 Votos)

¿Qué hacer con esos "restos" de carne asada que suelen sobrar de "comidas de domingo" y demás citas especiales? Os traemos esta magnífica idea que, además de ser de lo más apetitosa, nos sirve para aprovecharlos y en los tiempos que corren eso siempre es un punto a favor, ¿verdad? Nosotros hemos utilizado carne de pavo asado, pero podríamos utilizar cualquier otra que os haya sobrado (pularda, cabrito, cordero, cochinillo...).

Ingredientes

- Masa de pizza (casera o comprada)

- Pavo asado deshuesado y troceado

- Piña natural (o conserva en su jugo)

- Tomate frito casero

- Aceitunas negras sin hueso

- Queso emmental rallado

- Queso parmesano rallado

- Mozzarella fresca

- Aceite de oliva virgen extra

- Orégano

- Pimienta.

Preparación

Como bien sabéis en una pizza los ingredientes han de añadirse al gusto. Va a depender muchísimo de cómo gusten de cargadas en casa.

Prepara la masa de pizza o bien utiliza la de la tienda. Te recomendamos las que venden frescas en muchas panaderías. Deshuesa la carne y córtala en trozos de bocado. Pela la piña y córtala en rodajas, y éstas en dados, retirando el corazón duro (o parte la de conserva, si es tu caso).

Precalienta el horno a 200º C con calor arriba y abajo. Unta ligeramente la masa de pizza con el tomate frito casero y a continuación coloca los trozos de pavo y la piña. Añade un hilo de aceite de oliva virgen extra sobre la carne principalmente, y cubre con el queso emmental y el parmesano.

Corta la mozzarella fresca en finas rodajas y repártela sobre la pizza, decora con unas aceitunas negras y cuando el horno esté a la temperatura indicada, hornéala hasta que la masa esté cocida y la superficie dorada.

Presentación

Al retirar la pizza de pavo y piña del horno, espolvorea un poco de orégano y sirve enseguida. ¡Buen provecho!

Fuente: www.gastronomiaycia.com

Leido 4192 veces

Suscríbete a nuestro Blog RSS




Universo Pilates

UPS

Fondo