Ir a Inicio
  • Micaela Marreros Herrera Lo conocí en el 2007, lo admire siempre, su forma de enseñar, su paciencia con cada uno de nosotros, su… Escrito por Micaela Marreros Herrera
  • Laura Fernández Tuve el placer de conocerlo este verano en un curso de Pilates para niños. A parte de ser un muy… Escrito por Laura Fernández
  • Paulina Savall Javier… Tantas palabras han perdido su voz, que todo lo que pueda decir lleva inscrito ya tu nombre. En un… Escrito por Paulina Savall
  • Isabel Me gusta el Pilates porque cuando lo practico desaparecen todos los dolores que habian ido apareciendo poco a poco (de… Escrito por Isabel
  • Manuel Rudolph García ¿Porque me gusta PILATES? Pienso que Pilates no se limita a un entrenamiento de 50 minutos y para casa. Para… Escrito por
Domingo, 15 Julio 2012 23:05

Consejo UPS de salud: Mantenerse bien hidratad@ en verano

Escrito por 
Valora este artículo
(0 Votos)

El 70% de la población es una cifra muy elevada como para pasar por alto la alerta que realiza la Organización Médica Colegial (OMC) y el Observatorio de Hidratación y Salud (OHS), sobre los riesgos de deshidratación en verano, y aunque la cifra fuera inferior lo tendríamos en cuenta. A pesar de que se trata de un tema de vital importancia, muchas personas siguen sin ser conscientes de que es necesario beber incluso sin tener sed, (sin irse al otro extremo, en el que se encuentra la patología conocida como potomanía).


A las personas que les cuesta ingerir líquidos sin tener sed, les ayudará disponer de una gran variedad de bebidas, pues esto facilita que la 'obligación' de hidratarse tomando líquidos pueda resultar placentera. Hay que destacar que dentro de la variedad de bebidas con las que se puede contar para una buena hidratación hay que descartar las que contienen alcohol.


Según los especialistas, esperar a beber cuando aparece la sed es un hábito que se debe cambiar porque en ese momento ya se ha iniciado el proceso de deshidratación, se han perdido líquidos por el calor, la actividad física, la exposición al sol... y es necesario reponerlos. En caso contrario se padecería debilidad, cansancio, dolor de cabeza, falta de concentración, bajo estado de ánimo, etc. Esta última fue la conclusión de un estudio realizado por la Universidad de Connecticut que conocíamos el pasado mes de febrero, y en el que ya se declaraba que se considera deshidratación leve cuando se pierde un 1'5% del volumen de agua del organismo.


Recordemos que no todo consiste en beber líquidos; los alimentos ricos en agua son también una fuente de hidratación. Podemos considerar que nuestro organismo es inteligente y demanda lo que necesita también con los cambios en los hábitos de alimentación en verano. No obstante, siempre habrá personas que no sólo necesitan satisfacer las necesidades que les demanda el cuerpo, sino que también deberán instaurar nuevos hábitos saludables. Hay que dedicar especial atención en este aspecto a las personas mayores y a los niños, ya que son las personas más susceptibles de sufrir una deshidratación.
No estará de más, por tanto, recordar el decálogo para una hidratación adecuada que ya proporcionaba hace unos años el OHS (Observatorio de Hidratación y Salud), y que han actualizado ligeramente. Éstas son las recomendaciones para estar bien hidratados en verano:


1. Beber de 2 a 3 litros de líquido al día de manera continua y en pequeñas cantidades.
2. Si se realizan actividades y esfuerzos físicos notables, conviene aumentar estas cantidades y vigilar las pérdidas excesivas de líquido a través del sudor.
3. Llevar siempre a mano una botella de bebida que nos recuerde la necesidad de beber.
4. No confiar únicamente en la sensación de sed ya que suele aparecer cuando existe cierta deshidratación.
5. Ingerir variedad de bebidas: agua, infusiones, refrescos, zumos, lácteos, etc. El sabor de las bebidas ayuda a beber lo necesario.
6. Ingerir alimentos ricos en agua (frutas, verduras y hortalizas).
7. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas; tienen efecto diurético y deshidratan.
8. En épocas de calor intenso, además de aumentar el consumo de líquidos, mantenerse en un ambiente fresco y ventilado.
9. Vigilar la adecuada ingesta de líquido de los más vulnerables a la deshidratación (ancianos, deportistas, trabajadores al aire libre, etc.)
10. En caso de duda sobre cómo hidratarse adecuadamente, consultar a los especialistas de la salud (médicos, enfermeros o farmacéuticos).


A cuidarse, pilater@s. Salud!

Leido 1388 veces

Suscríbete a nuestro Blog RSS




Universo Pilates

UPS

Fondo